Logo Viasur Andalucía
Viasur, la experencia y casas con encanto para tus vacaciones, desde 1995.
  • 958 793 667
  • 637 517 523

Monumentos en Granada

Abadía del Sacromonte Regresar

Abadía del Sacromonte

En el barrio del Sacromonte, famoso por sus cuevas gitanas, se encuentra la Abadía del Sacromonte. Construida en el siglo XVII en el monte Valpariso haciendo de este lugar un enclave privilegiado por sus bellas vistas. Sin duda, este edificio es imprescindible para conocer la Contrarreforma. Precisamente fue hacia 1588 cuando comenzó la historia de esta abadía. En esta fecha se encontraron una serie de hallazgos como textos y reliquias. Todos estos descubrimientos trajeron gran polémica. Aunque mucho tiempo después se descubriría que eran falsos y su finalidad era conseguir la integración política e ideológica de los moriscos, además de asentar el cristianismo. Durante años se llevó a cabo un proceso para determinar la autenticidad de las reliquias. Finalmente, fueron declaradas auténticas y en 1607 el Arzobispo de Granada D. Pedro de Castro Cabeza de Vaca y Quiñones fundaba la Colegiata de San Cecilio. En este contexto de la Contrarreforma surgieron los Montes Sacros, cuya creación se debió al franciscano Fray Bernardino Caimi. En cualquier caso, la localización de todos estos objetos religiosos convirtió el Sacromonte en centro de peregrinación. Además de las Santas Cuevas, lugar donde se encontraron las primeras reliquias, este complejo está formado por la Abadía (siglo XVII- XVIII), el Colegio Viejo de San Dioniosio del siglo XVII y el Colegio Nuevo del siglo XIX. La Abadía está consagrada a la virgen de la Asunción. La planta del proyecto inicial estaba formada por una sola nave que remataba el crucero. A partir del siglo XVIII se amplió, proyectándose una planta de cruz latina, de tres naves con capilla mayor, crucero y coro. La riqueza decorativa es otra de sus peculiaridades. Las instalaciones se completan con el Museo, donde se encuentran expuestas todas las obras que ha reunido esta fundación. De todas ellas merece la pena mencionar la llamada Virgen de la Rosa, una obra de Gerard David y uno de los mejores exponentes de pintura flamenca.

Arco de las Pesas Ir Arriba Regresar

Arco de las Pesas

Conocido como arco de Almajura en tiempo de los musulmanes, este arco constituye uno de los principales puntos de referencia del Albaicín. El Arco de las Pesas se abre en medio de la muralla que separaba el Albaicín del barrio de la Alcazaba Qadima. El origen de su nombre se debe a que era aquí donde se colgaban las pesas confiscadas a los comerciantes por no cumplir la normativa. De planta en recodo, su antigüedad se remonta al siglo XI y aparece rematado con una bóveda de cañón y vaida.

Complejo de la Catedral Ir Arriba Regresar

Capilla Real Reyes Católicos

La Capilla Real es el mausoleo de los Reyes Católicos, además el de su hija Juana “La loca” su yerno Felipe “El hermoso” y su nieto Miguel. El deseo de los RR.CC. era que fuese también el sepulcro de todos sus descendientes pero su nieto Felipe II prefirió llevar sus restos al definitivo Panteón de los Reyes que creó en su Monasterio de San Lorenzo del Escorial.

Los visitantes entran por la vieja Lonja, pero la puerta oficial de la Capilla se abre a la hora de la misa matinal, cuando el templo sólo admite a los que vienen a rezar. Isabel, con su profunda fe franciscana, quiso un mausoleo austero de tipo medieval, como convenía a una mujer que deseaba entrar en el Paraíso. Pero murió un año antes de iniciar las obras dejando a su marido Fernando con el cargo de dirigir la construcción, de acuerdo con sus exigencias, claramente antagónicas a las nuevas ideas italianas que ya estaban en boga, las renacentistas. Pero el Rey era un hombre más de su tiempo y se dejó seducir por el grandioso estilo italiano, realizando algunas modificaciones en los planos originales. Pero un año antes de terminar la obra murió Fernando. Durante estos años fue decorándose con el precioso legado de ambos reyes: pinturas, reliquias, libros, tapices, textiles y otros ornamentos. La dirección de las obras quedó a cargo de su nieto Carlos I un hombre moderno, quien trajo consigo todas aquellas tendencias humanistas que Isabel detestaba, o hubiera detestado de haber llegado a su conocimiento. Para Carlos, un mausoleo debía homenajear al difunto, resaltando sus atributos físicos y mentales, sus hazañas en el campo político y militar - todo lo contrario de la sencillez y humildad que recomendó Isabel. Cuando llegó al trono y supo que se construía el sepulcro para sus abuelos, el joven Rey procedió a efectuar cambios y añadiduras radicales, entre ellos la reja y la grandiosa Capilla Mayor, dándole al conjunto un toque mucho más dramático y monumental.

De la misma forma que en las iglesias del Albaicin, existe una huella de la antigua mezquita que se levantaba aquí. El pozo o aljibe fue reconstruido por los cristianos, pero su presencia nos advierte que el espacio rectangular que separa la Lonja de la Sacristía, fue en la época musulmana el patio de las abluciones de la Gran Mezquita de la ciudad.

La Lonja de Mercaderes esta anexionada a la Capilla Real, este edificio representó el punto de encuentro entre comerciantes y financieros de Granada. El promotor de su construcción fue un rico genovés, lo que explica su decoración inspirada en el estilo italiano con columnas salomónicas y arcos de medio punto. La balconada gótica de la planta superior constituye uno de los elementos más atractivos de la Lonja.

Complejo de la Catedral

La Catedral concebida como símbolo de la cristianización de la última ciudad musulmana de España, su primitiva disposición gótica, que de acuerdo a las trazas de Enrique Egas magnificaba las de la catedral de Toledo, a lo que Carlos se opuso eligiendo un modelo radicalmente renacentista, a manos de Diego de Silóe.

Silóe concibió la cabecera como un gran espacio central cubierto por cúpula y ordenó los alzados -de más de 60 metros- con unos potentes pilares camuflados por cuatro colosales medias columnas, trasdosadas por pilastras del mismo orden itálico, que articulan las naves axiales del templo. En Granada coexisten dos concepciones diferentes dentro del espacio de la catedral al encontrar por un lado las cinco naves, respuesta a la tradicional disposición longitudinal de tipo basilical, y por otro la cabecera, con tendencia a convertirse en un elemento autónomo. Las naves están separadas por pilares de orden corintio, apoyados en altos plintos. Cuando el pintor más célebre de Granada, Alonso Cano proyectó la fachada principal la concibió como un monumental arco de triunfo, inspirándose en los restos de la antigua Roma. Molduras y pilastras proporcionan al conjunto un intenso ritmo lineal, acentuado por los contrastes luminosos y por el marcado entablamento que le recorre a la mitad de su altura. La utilización de motivos vegetales y placas geométricas en la decoración es consecuencia del mayor interés ornamental qué imperó en la arquitectura de la segunda mitad del siglo XVII, tras la austeridad de las décadas anteriores.

La construcción de la catedral terminó en 1704, 180 años después de la colocación de la primera piedra fundamental.

El Sagrario es una iglesia parroquial que se levanta en la esquina sudeste del conjunto de templos que se conocen como "la Catedral”. Durante muchos años después de la conquista, la mezquita, que se encontraba aquí, continuó sirviendo como Catedral, hasta que se terminara la nueva construcción al lado.

La Madraza Ir Arriba Regresar

Madraza Granada

Situada al lado de lo que fue la Gran Mezquita de Granada -frente a la actual Capilla Real- se encontraba la Madraza, la Universidad coránica, centro de reunión de intelectuales llegados desde diferentes lugares. Tras la toma de la ciudad el edificio fue convertido en Ayuntamiento, reuniéndose en este lugar los Caballeros Veinticuatro que gobernaban la ciudad. Posteriormente se construyó un palacio barroco. Un arco de herradura permite el acceso al rico mirhab, único espacio conservado del antiguo edificio islámico, apreciándose extraordinarias decoraciones en sintonía con las de la Alhambra. El palacio barroco se estructura alrededor de un patio con galerías de arcos sobre columnas toscanas. La caja de escaleras se cubre por una cúpula de media naranja decorada en estilo churrigueresco. La fachada es barroca, con portada de piedra, ventanas y balcones con carpintería de madera, cerradas por rejería de hierro forjado. Se cubre con un techo inclinado de teja árabe, apreciándose un alero con canecillos de madera como decoración.

Complejo de la Alhambra y el Generalife Ir Arriba Regresar

Compleo de La Alhambra

La Alhambra es una ciudad palatina declarada de Interés Turístico Nacional fortificada que sirvió como residencia de la corte de los sultanes nazaríes. Se emplaza en la parte más elevada de una colina que se alza en la margen izquierda del río Darro, frente a la alcazaba del Albaicín.

Se recomienda acceder a la Alhambra por la Puerta de la Justicia, emplazada en el lienzo sur de la muralla y realizada en el año 1348. Desde aquí se llega a la Puerta del Vino, hoy aislada, y frente a cuya fachada oriental se alza la alcazaba, obra de Muhammad I. La alcazaba tiene planta rectangular irregular y consta de dos recintos: uno exterior a modo de barbacana y otro interior, más elevado, fortificado por altas torres entre las que destacan la del Homenaje y la de la Vela. El interior de la alcazaba funcionaba como patio de armas. Adosada al lado norte de la alcazaba encontramos la Puerta de las Armas. La visita a la zona de palacios árabes se inicia por el mexuar, estancia donde se reunía el consejo de visires. Desde aquí se pasa al llamado Cuarto Dorado, palacio que fue muy reformado en época de Fernando el Católico. La siguiente estancia es el Palacio de Comares donde se ubica la famosa Torre de Comares y el patio de la Alberca o de los Arrayanes, espacio de planta rectangular con una gran alberca en el centro. En el pórtico norte encontramos la sala de la barca, adosada a la Torre. En el ángulo entre los palacios de Comares y Leones se halla el Baño Real, con tres partes claramente diferenciadas.

El Palacio de Leones se dispone en dirección este-oeste, ordenándose sus dependencias en torno a un patio rectangular en cuyo centro se ubica la famosa Fuente de los Leones. El patio está rodeado por pórticos en todos sus lados, destacando los pabellones que avanzan hacia el jardín en sus lados cortos. En estos laterales encontramos la sala de los Mocárabes y la sala de los Reyes mientras que en los lados largos se hallan la sala de las Dos Hermanas y la sala de los Abencerrajes. Al salir de la casa Real Vieja encontramos el Partal, conjunto que corresponde al sultanato de Muhammad III junto a la desaparecida mezquita aljama, espacio hoy ocupado por la iglesia de Santa María de la Alhambra, diseñada por Juan de Herrera en el siglo XVI. El Partal responde a la tipología de palacio sin patio y básicamente está formado por un pabellón real en relación íntima con una alberca y jardines. Anexo a los palacios nazaríes encontramos el palacio de Carlos I, proyectado por Pedro Machuca. El arquitecto eligió una planta cuadrangular con un patio circular, tomando como referentes las ideas renacentistas italianas de Alberti y Rafael.

Si lo deseas puedes descargar una visita en video (guardar como)

Generalife Granada

El Generalife es obra del segundo sultán de la dinastía nazarí, Muhammad II (1273-1302), reformado por Ismail I en 1319. Situado al pie de una colina, denominada Cerro del Sol. El palacio está emplazado en medio de la zona de huertas y se distribuye básicamente en dos terrazas. En la inferior se disponen dos patios cuadrangulares y en la superior se ubica el Patio de la Acequia, de planta rectangular, con un pabellón originalmente en el centro. Se halla separado de la Alhambra por un barranco, hacia el nordeste, y aunque su visita en la actualidad queda unida a la de la Alhambra, en realidad constituye un conjunto totalmente independiente, a modo de villa o casa de campo suburbana. El Generalife, calificado por el romancero como huerta que par no tenía, es una finca agropecuaria, con huertas, dehesa para ganado bovino y lanar y en el centro de la misma una residencia principesca, donde el sultán goza de soledad y aislamiento y de un contacto más íntimo con la naturaleza. Simbólicamente es un jardín paradisíaco.

Para visitar este conjunto se necesita de una planificación previa si deseas aprovechar al máximo sus extraordinarias cualidades paisajísticas y arquitectónicas.

Monasterio La Cartuja Ir Arriba Regresar

Monasterio de la Cartuja

La construcción del edificio empezó en 1516, a las afueras de la ciudad, en unos terrenos cedidos por don Gonzalo Fernández de Córdoba, “el Gran Capitán”. Pronto los cartujos se trasladaron al lugar que hoy ocupa el edificio, dilatándose los trabajos en el tiempo y continuó durante los próximos tres cientos años pero el proyecto nunca se terminó. El Monasterio de la Cartuja es un ejemplo impresionante de la arquitectura barroca, con sus arcos dóricos y sus elaborados adornos y esculturas, y vale la pena visitarlo. Al final, se confiscaron los terrenos del monasterio en 1836 y destruyeron el claustro y las celdas en 1842 y la casa del Prior en 1943, aunque aún se conservan importantes restos.

Casa de los Tiros Ir Arriba Regresar

La Casa de Los Tiros

La familia Granada Venegas -gracias a su participación en la conquista de la ciudad recibió como recompensa el Generalife- era la propietaria de este palacio mudéjar, en el que destaca la fachada, donde se desarrolla un llamativo programa iconográfico en el que se hace referencia a los héroes troyanos. En el interior destaca el Cuarto Dorado, atractivo salón con un espectacular artesonado.

Casa del Padre Suárez Ir Arriba Regresar

Casa del Padres Suárez

Situada en la plaza del mismo nombre, alberga desde 1966 los fondos y servicios del Archivo de la Real Chancillería y desde 1994 también los del Archivo Histórico Provincial de Granada. Esta casa solariega fue construida en la primera mitad del siglo XVI por la familia Suárez de Toledo, y adquirida por el Estado en 1954.

Conventos Ir Arriba Regresar

Convento Santa Isabel la Real

El Convento de la Concepción fundado tras la reconquista por la religiosa Leonor Ramírez, coincidiendo con una etapa de máximo esplendor del florecimiento de las órdenes religiosas. Situado en las faldas del Albaicín, en la granadina Carrera del Darro, es digna de mención su iglesia gótica, cuya construcción no concluyó hasta el siglo XVII. Su torre, con un sólo cuerpo, es de planta rectangular, y en ella se distinguen dos vanos adintelados.

El Convento de la Encarnación situado en la Calle San Jeronimo fue fundado en 1524 por Inés Arias, reformándose en 1541 para unirlo a la Iglesia de los Santos Justo y Pastor, hasta que, en 1835, fue derribada la unión que existía entre ambas.

El Convento de Santa Catalina de Zafra fue fundado por el secretario de los Reyes Católicos, en 1520. Destaca la portada renacentista de la iglesia, donde se alza una escultura de la Santa, acompañada por los escudos familiares. El convento de monjas dominicas conserva en su interior una casa morisca del siglo XIV. De esta casa árabe destaca su patio decorado con elementos nazaríes y una alberca en el centro. Este convento se encuentra en la carrera del Darro, muy próximo a los bañuelos.

El Convento de Santa Isabel la Real es el monumento más preciado del Albaicín, fundado en 1501 por Isabel la Católica sobre los restos de uno de los antiguos palacios de la familia real nazarí. Se trata de un importante convento de madres clarisas, cuya iglesia presenta una nave con Capilla Mayor en alto, a la que se accede por una empinada escalinata, que obliga a levantar la mirada y contemplar la armadura mudéjar con decoraciones platerescas de la techumbre. En ella, se conservan multitud de obras de arte. Su puerta de acceso es un bonito ejemplo del gótico.

Corral del Carbón Ir Arriba Regresar

Corral del Carbón

Construido en 1336 es la única alhóndiga conservada de las tres que existían en la Granada nazarí. Servía también como posada para los mercaderes, ya que en las estancias superiores había alojamientos, mientras que la planta baja estaba dedicada a las caballerizas y las estancias para almacenaje. Se encuentra cerca de lo que fue el gran bazar, la Alcaiceria. El patio cuadrado contrasta por su sencillez; presenta una fuente en el centro y se rodea por tres pisos de galerías Las reinas nazaríes eran las dueñas del edificio, por lo que pasó a manos de los Reyes Católicos tras la Capitulaciones de Santa Fe. Los monarcas cedieron el uso a un criado llamado Sancho de Arana, quien continuó empleándolo como hospedería. Entre 1531 y 1593 fue utilizado como corral de comedias y en el siglo XVIII se usó como casa de vecinos, empleándose sus bajos como almacén de carbón, de ahí su nombre.

En la actualidad acoge una oficina de turismo y varias tiendas.

Cuarto Real de Santo Domingo Ir Arriba Regresar

Jardínes Cuarto Real Santo Domingo

De origen nazarí, esta situado en el barrio del Realejo, este torreón de la muralla musulmana fue preservado gracias a que se escogió como enclave para fundar el convento de los dominicos tras la reconquista cristiana. En tiempos de la desamortización, en el siglo XIX, los dominicos fueron expulsados, pasando a manos privadas. Construido entre los siglos XIII y XIV, encierra en su parte superior un salón que destaca por su rica decoración. Su pavimento de mármol, sus conjuntos de yeserías y zócalos con pinturas, además de la armadura de madera de su techo, hacen de este lugar uno de los exponentes capitales del arte nazarí. En su exterior se abren tres balcones hacia la calle y todavía se conserva la antigua huerta de la "Almanxarra.

El Bañuelo Ir Arriba Regresar

El Bañuelo

Junto a la Carrera del Darro se conserva el baño de Nogal (Hamman al Yauzá) o Bañuelo s.XI, baños árabes de época del rey zirí Badis Ibn Habus (siglo XI). Constituye uno de los mejores ejemplos conservados de toda España y su planta deja sentir la influencia de las termas romanas. Junto a un patio que sirve de entrada, se dispone una primera estancia rectangular que funcionaba como sala fría, seguida por otra cuadrada de mayores dimensiones, con arquerías de herradura en tres de sus lados, correspondientes con la sala templada. Finalmente, otra habitación rectangular provista de dos espacios, donde se ubicaban las bañeras de agua, era la sala caliente; adyacente a ésta última se hallaba la caldera del baño. Cabe destacar la decoración interior, a base de columnas, capiteles, zócalos pintados, suelos de mármol y bóvedas horadadas con lucernas estrelladas que permitían la perfecta ventilación del baño. Las columnas fueron reaprovechadas de épocas anteriores, concretamente, de los periodos romano y visigodo. Aparte de los baños privados, los públicos o hammanes tenían un claro sentido cívico y religioso. Los habitantes del barrio acudían a lavarse, cuidarse el cuerpo y compartir conversación.

Ermita de San Sebastián Ir Arriba Regresar

Ermita San Sebastián

La ermita de San Sebastián se levantó sobre una mezquita, construida en 1218. En este enclave tuvo lugar la entrega de las llaves de Granada el 2 de enero de 1492, por parte de Boabdil a los Reyes Católicos, celebrándose aquí la primera misa en la ciudad, tras los ocho siglos de dominación musulmana. Se trata de una rabita o morabito, lugares a los que se retiraban personas de gran religiosidad para dedicarse a la meditación y a la oración, rechazando el contacto con el mundo exterior. El 31 de junio de 1931 fue declarada Monumento Histórico Artístico.

Hospital de San Juan de Dios Ir Arriba Regresar

Hospital San Juan de Dios

La iglesia y el hospital de San Juan de Dios están ambos situados en la calle del mismo nombre muy cerca de la Facultad de Derecho. El Hospital fue el primero de esta Orden de caridad y ocupó un edificio que anteriormente había sido Monasterio de San Jerónimo. La portada data de 1609, es muy sobria. Está formada por dos cuerpos, columnas dóricas y pilastras. Sobre ello, un frontón partido en cuyo centro hay una escultura de san Juan de Dios. En su interior, destaca el zaguán con techo de artesonado renacentista, un patio con arquerías, también renacentistas, y una escalera con techo de madera decorado. La iglesia, contigua, la edificó en el siglo XVIII José Bada. Su portada tiene dos cuerpos con columnas y diversas esculturas, expresión clara del barroco de la época. Tiene planta de cruz de latina y en el crucero una alta cúpula. Bajo ella, el retablo del altar mayor destaca por su barroquismo dentro de la exuberancia del churrigueresco. Tras él hay un camarín que refuerza la profundidad y el dinamismo del conjunto.

Hospital Real de Granada Ir Arriba Regresar

Hospital Real

Tras la conquista de la ciudad de Granada, los Reyes Católicos pensaron en la creación de una institución hospitalaria en la Alhambra, idea que pronto fue superada por la creación de un gran hospital, fundado en septiembre de 1504. Para su emplazamiento se eligió un osario musulmán extramuros. El edificio está ocupado en la actualidad por el Rectorado de la Universidad.

Monasterio de San Jerónimo Ir Arriba Regresar

Monasterio San Jerónimo

El Monasterio de San Jerónimo se inicia en estilo gótico bajo el patronazgo de los Reyes Católicos pero en 1523 Carlos V cedió la capilla mayor de la iglesia a la duquesa de Sesa para que estableciera en ella su propia sepultura y la de su marido, don Gonzalo Fernández de Córdoba, “el Gran Capitán”. Esta decisión supone la formación de un centro ideológico en un nuevo núcleo urbano de carácter aristocrático (en el claustro encontraremos numerosas capillas funerarias correspondientes a enterramientos señoriales: Francisco de Bobadilla, Díaz Sánchez Dávila, Ponce de León...).

Palacios Ir Arriba Regresar

Palacio Arzobispal

El Palacio Arzobispal sufrió un importante incendio, por lo que del palacio primitivo sólo se conserva la nave correspondiente a la entrada principal, abierta a la plaza de Bibarrambla y reedificada en los primeros años del siglo XVIII. La colección de cuadros que se conserva en el palacio es bastante interesante, especialmente la parte dedicada al siglo XVI.

El Palacio de Alcázar Genil esta situado muy cerca del actual Palacio de Congresos de Granada. El palacio pertenecía a una almunia -antigua casa campestre-. Su edificación se remonta al sigo XIII, fechándose hacia 1219. Su decoración corresponde a una época posterior, concretamente a tiempos de Yusuf I, durante el siglo XIV. Fue propiedad de la madre de Boabdil antes de la toma de la ciudad por los Reyes Católicos. El edificio ha sido muy reformado y consta de una torre, en cuyo interior encontramos una sala decorada con estucos y azulejos, muy similar a La Alhambra. Fue declarado Monumento Histórico en 1922.

El Palacio de Bibataubín está edificado sobre los restos de un antiguo torreón o castillo, que pertenecía a las murallas de la ciudad. Se trata de un edificio moderno, con una sencilla portada con columnas salomónicas. Alrededor de este palacio, durante los siglos XVI y XVII, entretenían su ocio pícaros y bravucones. Justo detrás se encuentra la plaza de Mariana Pineda.

El Palacio de Daralhorra está situado en el barrio del Albaicín fue construido en el siglo XV utilizando los cimientos del anterior palacio de los reyes ziríes. En el palacete habría vivido la madre de Boabdil “el Chico”, denominándose al lugar "Dar al-horra" -Casa de la señora honesta-. La conquista de Granada por los Reyes Católicos en 1492 motivará que el palacio sea cedido a don Hernando de Zafra, secretario de los monarcas. Después, Isabel la Católica fundó en este enclave el Convento de Santa Isabel la Real, perteneciendo el palacete a las religiosas hasta el siglo XX, momento en que fue adquirido por el Estado, siendo declarado Bien de Interés Cultural (B.I.C). En la actualidad es la sede del Centro de Interpretación. La estructura y decoración del edificio es la característica del arte nazarí, presentando dos plantas en tres de sus lados y torreón en la zona norte. Un patio central organiza el espacio, disponiéndose sendos pórticos en los lados menores y una pequeña alberca con fuentecilla en el lado sur. La zona norte es la más interesante del palacio; comprende dos pisos y torreón, encontrándose en la planta baja un pórtico constituido por tres arcos de herradura sobre columnas, estructura cubierta por un maravilloso techo plano de madera -alfarje- decorado con figuras geométricas.

Palacio de Los Córdoba

El Palacio de los Córdova, su construcción primitiva estaba enclavada en la Placeta de las Descalzas y fue iniciada en 1530, llegando a su término en 1592. Luis Fernández de Córdova, Alférez Mayor de Granada y Comendador de Villanueva de la Fuente, era su propietario, pero con el tiempo cambio de dueños. Según se desprende se un documento de 1911, el edificio en cuestión fue "albergue de fábricas, sociedades, almacenes, etc..." y en 1919 fue adquirido por Ricardo Marín Flores. Este lo derribó y sobre el terreno construyó el Teatro Gran Capitán. Sin embargo, esta circunstancia no significó su fin definitivo, ya que conservó los restos de mayor valor histórico en la finca "Villa María". La nueva ubicación del edificio fue una finca situada en la cuesta de Chapiz.

El Palacio de los Condes de Luque construido en el siglo XVIII, también denominado Palacio de las Columnas, pertenecía a la familia Cordova, propietaria del Palacio de los Cordova. En la actualidad es la sede de la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada. Su estilo se encuadra dentro de las primeras muestras de Neoclasicismo.

El Palacio de los Duques de Abrantes esta situado junto al edificio denominado Corral del Carbón, en la placeta de Tovar, podemos admirar este edifico construido en el siglo XVI, del que destaca su fachada de estilo gótico decorada con elementos heráldicos.

Puerta de Elvira Ir Arriba Regresar

Puerta Elvira

La Puerta de Elvira es de origen árabe y se trató en su momento de una de las puertas de entrada o salida a la ciudad; era, de hecho, la principal. Actualmente, está situada en la Plaza del Triunfo. La calle Elvira, una de las vías principales de Granada, era la utilizada por los reyes para entrar a Granada, a excepción de los Católicos que, para la toma de Granada, lo hicieron por la Ermita de San Sebastián, y de Felipe IV, que lo hizo por la Puerta del Rastro. La Puerta formaba parte de una compleja y poderosa estructura defensiva, de la que se ha conservado sólo su frente exterior, ya que su parte interna, del siglo XI, fue derribada en el siglo XIX. El gran arco de herradura daba paso a un espacio que precedía a la puerta propiamente dicha y que hacía las veces de defensa. En el interior, había un patio donde se disponían nichos para la guardia. La obra que se ve actualmente parece del siglo XIV y está realizada en tapial.

Real Chancillería Ir Arriba Regresar

Real Chancillería

Este edificio es la sede del Tribunal Superior de Justicia desde el año 1500, por disposición real. Aunque la creación de la Real Chancillería fue idea de los Reyes Católicos, será en época de Carlos I cuando se levante el edificio; Isabel y Fernando decidieron trasladar la Audiencia desde Ciudad Real a Granada. El traslado se hizo efectivo en 1505. Edificado en la primera mitad del siglo XVI, el patio fue creación de Diego Siloé hacia 1540, mientras que su fachada, influencia del manierismo italiano, con muchos y variados elementos decorativos, es un primer apunte del barroco que empezaba a introducirse en España. La portada principal tiene dobles pilastras corintias, arco de medio punto con granadas en las enjutas y placa conmemorativa sostenida por un león, además de un gran balcón con frontón triangular central. Cuenta con un zaguán con escalinata y arcada de acceso al patio cuadrado, decorado con columnas de mármol blanco, toscanas y arcos de medio punto. En la actualidad, es la sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.