Logo Viasur Andalucía
Viasur, la experencia y casas con encanto para tus vacaciones, desde 1995.
  • 958 793 667
  • 637 517 523

Pueblos del Valle de Lecrín

Albuñuelas Regresar

Albuñuelas

Inmerso en la sierra de su mismo nombre, se halla al Oeste del Valle de Lecrín y constituye uno de los lugares más privilegiados del mismo. El pueblo esta formado por tres barrios: Alto, Bajo y el de La Loma de una estructura urbana de trazado medieval y repleta de rincones pintorescos de singular belleza.

Este pueblo data del siglo X~XI, lugar de paso de la ruta de Al Idrisi, el primer geógrafo musulmán, y de León el Africano, que viajó hasta Granada desde el Sur del Sáhara.

Está situado sobre el valle del río Santo, con vistas espectaculares a la garganta, a la Sierra Nevada, a la Sierra de Albuñuelas y a la Sierra de los Guájares.

Las tiendas están en el barrio alto, pero se puede ir andando a todas partes. Hay dos supermercados: Covirán y Serprix, en la calle principal del barrio alto. Covirán queda a mano izquierda según se entra el pueblo, mientras que Serprix/Lucena queda a la derecha, más adelante. Los dos supermercados reparten comida a casa. Hay dos panaderías que también reparte pan, bollería y pasteles por la mañana. La mayoría de las mañanas, también viene un pescadero en una furgoneta, y un par de veces por semana vienen también vendiendo verduras y frutas. El butano se reparte una vez a la semana: Repsol (bombonas naranjas) los miércoles y CEPSA (bombonas de aluminio) los viernes. Hay una farmacia y un médico cerca del colegio, en la calle principal.

Hay lugares magníficos para caminar, puede bajar a la garganta del Río Santo, o seguir el GR-7 hasta Saleres bajando por el valle (sale de la calle Mojón en el barrio bajo).

Para el caminante que guste de sierra, cuenta este municipio con la Sierra de Albuñuelas que sin duda constituye el "Pulmón del Valle de Lecrín", cubierta por la más rica vegetación entre la que predomina el pinar, salteado de todo tipo de flora silvestre, plantas aromáticas y medicinales. Existen en esta sierra enclaves desde donde el visitante podrá deleitarse de las más grandiosas vistas, lugares como el Castillo desde donde se divisan los tres barrios del municipio. Podemos caminar por un bosque de pinos y olivos centenarios, cuyas veredas encrucijadas nos conducen por un sin fin de manantiales y arroyos que junto al Río Santo, forman un verdadero paraíso acuífero. Quizá sea su rica vegetación y tan generosa hidrología las que dan vida a la distintas especies animales que pueblan esta sierra, zorzales, perdices, la paloma torcaz, mirlos, conejos, jabalíes, ciervos, cabras monteses...

Si deseas más información tenemos mapas y guías en la oficina.

De la etapa histórica inmediatamente posterior a la Reconquista, se conserva en Albuñuelas un torreón levantado en el siglo XVI. También destacan, y son dignos de ser visitados, la iglesia parroquial, la ermita de San Antonio, el antiguo palacio arzobispal (siglos XVII y XVIII ) y el convento de los Capuchinos. Peculiaridades Dada su altitud, Albuñuelas ofrece numerosos bellos paisajes en los alrededores, donde hay algunos tajos que resultan verdaderamente espectaculares. En su término municipal hay minas de plomo, níquel y cobalto que tuvieron importante actividad.

Dúrcal Regresar

Durcal

Es el pueblo más grande del valle y merece la pena visitarlo porque tiene varios supermercados y un amplio surtido de tiendas. Hay varias pescaderías, carnicerías, panaderías y pastelerías, además del mercadillo de los miércoles con gran oferta de ropa, artículos para el hogar y frutas y verduras. También hay tiendas de congelados, dos farmacias y un cine que proyecta películas los fines de semana. En verano, las proyecciones se realizan al aire libre este atento a los carteles para ver información de fechas y programas. Hay además numerosos bares y restaurantes. Aparcar el coche puede resultar difícil en ocasiones, puede ser más fácil dejar el coche a la entrada y andar hasta el centro del pueblo.

Su nombre se deriva del árabe Quasb, vocablo que hace alusión al cultivo de caña de azúcar, aunque abundan en su término los huertos de naranjos y limoneros. Tras la conquista de toda la zona por los Reyes Católicos, Dúrcal fue punto de partida de numerosas familias que marchaban a África huyendo de la presión cristiana o expulsadas. En el siglo XIX, por la misma relación, acogió un teleférico de 38 kilómetros de longitud que desde aquí llegaba al puerto de Motril para transportar mercancías y fue desmantelado en 1958, y un puente de hierro para el ferrocarril que nunca llegó.

Del siglo XVI se conservan la iglesia parroquial de la Inmaculada Concepción y la ermita de San Blas. Hay restos de una fortaleza árabe en el llamado Peñón de los Moros y existen, aunque se encuentran en terrenos de propiedad privada, unos baños también árabes, de Urquízar y Bacanía, con aguas medicinales que estuvieron a punto de ser explotadas hace unos años. Se dice asimismo que en el subsuelo hay excavados túneles desde la antigua fortaleza hasta los baños, lo que permitía bajar a por agua en los momentos de tensión bélica sin correr riesgos.

La noche del Sábado Santo, los mozos de esta localidad rondan a las novias hasta el alba y cuando ésta llega cuelgan en el puente un muñeco que simboliza a Judas Iscariote y con él todo lo que significa el mal. Por la mañana del Domingo de Resurrección se sale al campo en familia o reuniones de amigos y se come el tradicional hornazo, cuyo huevo no pocas veces se estrella en la frente de quienes acuden por vez primera. La jornada previa a la festividad de San Blas se baja al santo desde la ermita a la iglesia en procesión.

www.adurcal.com

El Pinar Regresar

El Pinar

Aunque hay ciertos indicios que permiten pensar en un asentamiento poblacional en este lugar mucho antes de la dominación islámica, lo cierto es que fue durante esta etapa histórica cuando alcanza cierto renombre, e incluso la nominación de uno de sus núcleos, Izbor, que proviene de un vocablo claramente árabe.

Su situación en medio del Valle de Lecrín, en el camino hacia la Costa, y la calidad de sus productos agrícolas hicieron a lo que hoy es municipio de El Pinar jugar un importante papel en el abastecimiento de Granada. También esta circunstancia lo llevó a actuar con protagonismo en el levantamiento de los moriscos en el siglo XVI, lo que le valió su despoblamiento casi total cuando el conflicto acabó con la expulsión de los seguidores de Abén Humeya.

Actualmente, al estilo de la administración andalusí, está formado por dos enclaves urbanos como si de una tahá se tratase: Pinos del Valle e Izbor, formando parte de ésta última los anejos de Tablate y Acebuches, siendo Pinos del Valle el núcleo principal.

Pinos del Valle Regresar

Pinos del Valle

Pinos tiene una posición estratégica colgado sobre la presa de Béznar, con fácil acceso a la autovía.

Tiene dos barrios, cada uno con su propia iglesia antigua. Hay una buena panadería cerca de la plaza del barrio alto, y un supermercado al lado de la iglesia. Hay un supermercado de camino al barrio bajo, donde hay también una panadería y una farmacia. La tienda que hay al lado de la iglesia abre los domingos. Hay una carretera secundaria de Pinos a Motril con excelentes vistas. El paisaje es espectacular, y desde el característico torreón morisco de la Venta de la Cebada vemos el Valle de Lecrín y el Mediterráneo al otro lado.

Izbor Regresar

Izbor

Enclavado en uno de los laterales del Río de la Comarca que por esta zona toma el nombre de Río Ízbor. en su tiempo era llamado Río Grande.

Su localización y su tipismo anuncian la proximidad alpujarreña., de calles estrechas y adaptadas a su agreste suelo.

Es un núcleo totalmente peatonal, todo el casco urbano de Izbor es una concesión a la historia, con su trazado casi árabe y sus rincones recoletos, vetadas para los automóviles, Su pasado morisco hace que tenga "tinaos" y diversos patios interiores donde dan varias viviendas de vecinos. Suelen construirse muy pegadas una a otras e incluso se podría decir que "unas sobre otras".

Tablate Regresar

Tablate

Situado a 4 km de Ízbor, junto a la carretera de Lanjarón se encuentra totalmente despoblado.

Esta pequeña y olvidada población se mantiene en los anales de la historia gracias a la posición tan estratégica que ocupaba en la rebelión de los moriscos, allá por 1569. Los granadinos musulmanes se rebelaron y refugiaron principalmente en la Alpujarra y el Valle de Lecrín. Esta población era una de las claves de su defensa al estar situada en la inexpugnable garganta que forma su río. La lucha se extendió por toda la comarca.

Tablate estuvo habitada hasta los años 50 del S. XX donde aún se celebraban sus procesiones en honor de San Marcos, con banda de música incluida, que traían para tal evento. La procesión discurría desde el pueblo hasta la ermita de la Virgen de las Angustias situada en el Puente de Tablate. En los años 60 empezó a perder población hasta que en los 70 quedaron unas 10 familias que se quedó reducida a una en los 90. Un pastor fue su último habitante que también terminó dejándolo.

El Valle Regresar

El Valle

El Valle es un municipio que se formó con la unión de 3 poblaciones: Melegís, Restábal y Saleres en 1972. Su Ayuntamiento está actualmente en Restábal situada entre Melegís y Saleres y con mayor densidad de población.

Aunque las primeras referencias escritas que se tienen de este lugar corresponden a la época islámica, el asentamiento humano debió ser anterior dada la fertilidad de la tierra y la abundancia de agua.

Los musulmanes desarrollaron los regadíos, parte de cuyos canales aún se aprovechan hoy y lograron una floreciente agricultura que tenía su base principal en el cultivo del gusano de seda.

La continua llegada de familias procedentes de otros reinos conquistados por los ejércitos cristianos hizo subir el censo de población hasta casi los siete mil habitantes. Tras la entrada de los Reyes Católicos, pero más concretamente después de la expulsión de los moriscos, los cultivos se fueron cambiando y empobreciendo.

En el siglo XIX, la carencia de infraestructuras provocó una emigración masiva que redujo otra vez de forma considerable, el número de vecinos.

www.elvalle.es

Melegís Regresar

Melegis

Melegís se encuentra al margen izquierdo del rio Torrente en medio de un bosque de naranjos y limoneros , situada a 553 m de altitud. Sus habitantes se dedican casi exclusivamente al cultivo de agrios. Poseé un nacimiento de aguas termales curativas.

En el siglo XV fue residencia de la Corte de Granada durante un breve periodo de tiempo, después de sufrir esta zona las guerras civiles entre Al Hamar y los Abencerrajes, en los últimos años del siglo XIV.

En el S. XVIII, importantes familias nobiliarias y con influencia política de la provincia se instalan aquí, construyendo casas señoriales, en las cuales colocaban sus escudos de armas, los cuales aún se conservan.

Hay dos supermercados pequeños y dos panaderías (una en la carretera). Además, hay dos bares restaurantes junto a la carretera: Los Naranjos, en la parte baja del pueblo tiene una terraza magnífica con muy buenas vistas; que El Nuevo Valle, a la entrada del pueblo a la izquierda, también tiene una amplia terraza. Los dos sirven buena comida típica y ponen buenas tapas.

Melegís tiene buenos caminos para pasear por sus alrededores, algunas casonas imponentes, una iglesia muy coqueta y multitud de huertecillos incrustados entre las casas. Los huertos situados debajo del pueblo están surcados por numerosos caminos entre naranjos y olivos, y hay un castillo en ruinas a la entrada de la garganta del Río Dúrcal.

Muy buenos paseos por esta zona y por los montes del alrededor. Si necesita sugerencias, consúltenos para dar un paseo acompañado o compre alguna de las guías de senderos de la zona (las tenemos en la oficina, si bien están en inglés).

Algo llamativo es el nacimiento de aguas termales de El Baño, del que desde antaño se han ensalzado sus propiedades curativas para determinadas afecciones de la piel.

La oficina de Viasur está situada enfrente de la iglesia. Hay un estanco cerca de la oficina donde venden tabaco y sellos.

Restábal Regresar

Restábal

Esta situado junto a la confluencia de los rios de Saleres y Durcal , al pie del cerro de los Canjorros a 538 m de altitud, su población fundamentalmente se dedica a tareas agricolas: cultivo de olivos , almendros y agrios.

Hay un supermercado Covirán (María Jesús), además del bar el Jovi y el restaurante Despensa del Valle, que quedan a la izquierda de la carretera en dirección a Pinos del Valle, pasada la caja de ahorros, la farmacia y el ayuntamiento.

Coja el último desvío a la izquierda, por una empinada cuesta abajo. Restábal es un buen punto de partida para realizar excursiones por la presa de Béznar o hacia la sierra de Pinos. En Restábal hay ruinas de un castillo árabe y un árbol centenario.

Las vistas sobre la presa de Béznar son espectaculares por la carretera que sube a Pinos del Valle.

Saleres Regresar

Saleres

Probablemente el pueblo más pintoresco del valle enclavado a 560 m. de altitud en la margen izquierda del río del mismo nombre o río Santo, conserva todo el sabor de la época musulmana con callejuelas estrechas y patios.

Los habitantes que la pueblan están dedicados al cultivo de olivos, agrios y almendros y son muy amables.

El pueblo no tiene tiendas, ni bares, aunque se monta un mercadillo periódicamente a la entrada del pueblo. Hay reparto de pan a diario.

La iglesia figura en varios libros, y merece la pena visitarla, un buen punto de partida para pasear por los huertos que rodean el pueblo.

Lecrín Regresar

Lecrin

Lecrín está formado por seis núcleos de población, Talará, Mondújar, Murchas, Acequias y Chite. se unieron en 1967 y Béznar se les unió en 1973.

El núcleo principal lo forman Talará y Mondújar y están tan próximos que parecen una sola localidad. En el residen la mayoría de los servicios. La población más alejada de dicho núcleo es Béznar que está a 4 Km.

Las antiguas nominaciones de cada uno de los núcleos que componen este municipio (Aceca, Monduxar, Alchit, Harat-Alarab y Muchas) y el hecho de que Béznar fuera cabeza de la tahá de su mismo nombre, permiten asegurar que toda esta zona nació en la época de la dominación islámica y que dada su condición de enclave agrícola, sin defensas de importancia, no sufrió demasiado los avatares de la guerra de Granada ni de la rebelión de los moriscos, aunque sí las consecuencias de la expulsión de éstos, que provocó un despoblamiento. Existen vestigios de que hubo al menos presencia romana en esta comarca, como demuestra un acueducto que todavía se conserva y restos hallados de unas termas. Fue Rauda Real (cementerio de la familia nazarí) y en el siglo XIX volvió a despoblarse a causa de la emigración y de varias epidemias que causaron una amplia mortandad.

Acequias Regresar

Acequias

Acequias está enmarcado entre el río torrente el Barranco del Pleito y el cerro Gordo que lo protege de los fríos de Sierra Nevada, es la población más elevada que componen el municipio de Lecrín. Sus recursos son fundamentalmente agrícolas: olivos, almendros, cerezas, membrillos, aunque posee un tejar y fábrica de ladrillos en la confluencia del barranco del Pleito con el río Torrente.

Es un pueblo muy pequeño y bonito. No tiene supermercados ni bares. En la parte alta del pueblo hay un molino de la época musulmana, y desde aquí parten varias rutas de senderismo hacia el parque nacional.

Todos los días llegan furgonetas de reparto de pan y hay una especie de supermercado ambulante que va al pueblo varias veces a la semana.

Béznar Regresar

Béznar

Localidad sentada en la falda sur occidental de Sierra Nevada junto al embalse del mismo nombre. Dividida en tres barrios, está a una altitud de 536 m. Cultivo de olivos, almendros y agrios. Dista 4 Km. de Talará, 10 Km. de Dúrcal y 34 Km. de Granada.

Con un imponente pasado histórico, no todos los pueblos pueden presumir de haber formado parte directa de un episodio importante en la historia de España. En Béznar se eligió a un Rey y formo parte del escenario de las diferentes batallas y estrategias militares que tuvieron lugar durante el alzamiento morisco de 1568.

La construcción reciente de su pantano ha terminado por convertir su entorno en un vergel idílico bañado por sus aguas y envuelto en otro mar de huertos de naranjos.

Chite Regresar

Chite

Situado en el centro geográfico del Valle de Lecrín junto al barranco del mismo nombre, que desciende de Sierra Nevada, es una pequeña localidad que se encuentra dividida en dos barrios: Alto y Bajo.

El pueblo tiene una tiendecita y un bar pequeño y una tienda de antigüedades y con un poco de todo, llamada Camel Stop, en la calle Carnicería, su dueño es un artista inglés.

Hay buenos paseos por los alrededores, y un camino espectacular que baja hasta la presa.

Ofrece al viajero una bonita estampa con casas moriscas y señoriales del siglo XIX con hermosos jardines.

El pueblo está tan cerca de Lecrín que se puede ir andando de uno a otro.

Mondújar Regresar

Mondujar

Situado junto a la carretera nacional Bailén-Motril en la ladera sur occidental de Sierra Nevada.

Históricamente, Mondújar debió su importancia a su castillo medieval, ya desaparecido. Que fue escenario de la muerte del penúltimo rey de la dinastía nazarí granadina: Muley Hacén y donde se detuvo el rey Boabdil en su salida hacia Las Alpujarras después de entregar Granada a los Reyes Católicos.

Dividida en dos barrios, el barrio de la Iglesia, más antiguo, y el barrio nuevo, junto a la antigua Ctra. nacional.

Está enclavado a 738 m. de altitud, a escasos metros de Talará.

Murchas Regresar

Murchas

Su término se asienta sobre una terraza aluvial del río Torrente, en una de las zonas más bajas y abrigadas del Valle de Lecrín, lo que justifica la bondad de su clima y la estampa agrícola de sus huertas de naranjos y limoneros. Dista 1 Km. de Talará.

Talará Regresar

Talara

Su denominación se debe al árabe, como casi todos los del Valle de Lecrín, viniendo a significar barrio musulmán. Situado junto a Mondújar, a ambos lados de la antigua carretera nacional. En la actualidad se denomina Lecrín.

Talará empezó siendo un barrio de Mondújar hasta que tras la construcción de una ermita por parte de los vecinos se declaró anejo en cuanto a la feligresía.

Tiene oficinas de bancos, tiendas, farmacia, restaurantes y bares, además de oficina de Correos. Hay dos o tres supermercados Covirán con un buen surtido, y el bar Garví sirve comida típica.

Hay buen ambiente de marcha nocturna y discoteca en el pueblo.

Si bien no es la zona más bonita del Valle, es un buen lugar para encontrar cualquier cosa que necesite. Hay cajeros automáticos y una ferretería.

Padul Regresar

Padul

Se encuentra situada a tan solo 13 Km. de Granada, es un lugar con sabor a pueblo, en el que se puede disfrutar de la tranquilidad de un ambiente rural y de sus numerosas tradiciones.

El nombre procede del latín Palus-dis, que significa laguna o lugar pantanoso, sin duda por la que existía junto al pueblo y fue desecada en el siglo XVIII para convertirse en una fértil vega cultivada. Los islámicos la llamaron Al Badul y la hicieron un lugar muy próspero, tanto por sus cultivos como por las fábricas de seda y los molinos de pan y de aceite. De actividad tradicionalmente agrícola, a lo largo de los últimos años está adquiriendo especial protagonismo en el sector de la construcción con varias canteras de arena y fábricas de ladrillos, tejas y bobadillas.

El hallazgo de una necrópolis y algunos objetos del siglo III antes de Cristo en el Cortijo de la Cuesta permite admitir que este lugar ya existía como núcleo de población durante el Imperio Romano, lo que se confirma con numerosas huellas de rodaduras de carros que se conservan grabadas en la piedra en el paraje de Los Molinos, junto a la fuente del Malnombre, donde había una vía romana de comunicación hacia Sexi (Almuñecar). Pero la aparición de puntas de flecha, hachas y otros instrumentos evidencia que hubo vida desde la Prehistoria.

Se dice que aquí vivió un hijo de Muza a principios del siglo VIII. Tras pasar de las manos de Boabdil a las de El Zagal, de éste a Fernando el Católico y de nuevo a Boabdil, fue conquistada definitivamente por el marqués de Villena y bajo el mando de Pérez de Aróstegui ejerció una heroica defensa frente a los sublevados moriscos. En el siglo XIX, durante los años de la primera República, El Padul se declaró Cantón independiente.

En el paraje conocido como La Laguna todavía se conservan las madres (canales) que se construyeron para su drenaje. Es un importante humedal que tiene una peculiar turbera en la que han aparecido restos de animales prehistóricos.

El monte del Manar es un lugar privilegiado para practicar parapente, senderismo y excursiones en bicicleta o a caballo.

Como tradiciones se mantiene la recogida de leña la tarde del 19 de enero para calentar a San Sebastián cuando es bajado desde su ermita, la romería de San Isidro el 15 de mayo hasta el campamento militar con carácter reivindicativo y los insultos de los críos a los Judas.

www.elpadul.es

Nigüelas Regresar

Niguelas

Pueblo muy interesante desde el punto de vista paisajístico, de origen netamente árabe y dentro del Parque Natural de Sierra Nevada, este municipio eminentemente agrícola tiene lugares a 3.300 metros de altitud, como el Cerro del Caballo, junto a espacios llanos de vientos atemperados donde prosperan los cultivos mediterráneos.

Su nombre deriva de Niwalas y formó parte durante la dominación islámica de la tahá de Padul, constituyendo uno de los barrios que delimitaban el Valle de Lecrín y la Puerta Occidental de la Sierra.

Tras la Reconquista mantuvo su peculiar carácter agrícola y una población que se ha mantenido en un término medio en cuanto a su número.

En el pueblo hay bares, varios supermercados y una panadería, todos ellos cerca de la iglesia.

A las afueras del pueblo se encuentra el hotel rural y restaurante La Alquería de los Lentos, un pintoresco molino de agua restaurado, un lugar encantador con buena comida.

Subiendo por la plaza está el museo de la Almazara de las Laerillas, un molino de aceite de época musulmana, una imponente proeza de ingeniería que merece la pena visitar.

Desde el pueblo parten varios paseos interesantes, sobre todo en dirección al parque nacional. Para subir a la sierra, cruce el río Torrente y siga la pista de tierra. También hay un buen paseo hacia Lanjarón, unas 3 horas, siguiendo la ruta del GR-7.

www.niguelas.org

Villamena Regresar

Villamena

El Ayuntamiento de Villamena nació en 1974 al fusionarse las localidades de Cónchar y Cozvijar, ambas de origen islámico, periodo durante el que se dedicaron fundamentalmente a la agricultura con un sofisticado, sistema de riegos para la época, conocido como turno y tanda que es una manera de distribuir el agua en proporción a la superficie cultivable de cada propietario.

Como toda la comarca, perdió mucho tras la expulsión de los moriscos al desconocer los nuevos colonos las técnicas de cultivo que eran habituales para aquellos.

Conchar y Cozvijar, dos pueblos unidos por olivos, almendros y viñedos, proveedores de vinos de nuevo cuño y otros populares, alegres y traviesos que algunos les gusta "añejar" y expendidos en los bares junto a variadas tapas que hacen felices a la parroquia y forasteros.

Cozvíjar Regresar

Cozvíjar

Al sur de la Laguna del Padul y junto al río Dúrcal, en su margen derecha, se encuentra esta localidad a 746 m. de altitud, de recursos agrícolas como los olivos, viñas y almendros sus campos son rojizos.

Se puede acceder a ella desde la autovia A-44.

Conchar Regresar

Conchar

Al pie de la Sierra de las Albuñuelas y junto al río Dúrcal se encuentra esta pequeña localidad. Sus recursos son fundamentalmente agrícolas: viñas, olivos y almendros. Dista 6 Km. de Cozvíjar y 8 Km. de la capital de la comarca Dúrcal.

Hay una única carretera que lleva a Cónchar (muy buenos paisajes), aunque al otro extremo del pueblo sale un camino de tierra.

No hay tiendas ni supermercados tan solo una panadería en una placita de la Calle Baja, pero todos los días llegan repartidores con furgonetas.

El bar/restaurante La Huertecilla, situado cerca de la entrada del pueblo, sirve comida típica de la zona y tiene una terraza con buenas vistas.

Hay rutas de senderismo muy interesantes en dirección al valle.

www.conchar.com